Skip to content

De carreras y vergüenza, mucha vergüenza

15 septiembre, 2014

Una de las cosas buenas que tiene el trabajo es que me dan de comer todos los días, con el añadido de que, además, la comida está bastante bien (casi todos los días) y es abundante y variada. Hoy por ejemplo he comido pechuga de pollo asado con arroz y pisto, más ensalada, ñamñamñam. Lo malo es que el horario de comedor es demasiado nórdico y suelo comer a eso de las 11:15 – 11:30… Una locura para el estómago español, ¿verdad?

Así que cuando llego a casa sobre las 5 el único pensamiento que me ronda la cabeza es comerme las paredes si hace falta. Y en esas empieza mi círculo vicioso: como llego muerta de hambre, me como lo primero que encuentre, como estoy llena no me apetece hacer ejercicio y me quedo en casa, picoteando (por supuesto) hasta la hora de cenar. Así no hay quien adelgace (¡y afortunada me tengo que considerar por no estar engordando!).

Hoy, antes de arrasar con una bolsa de patatas fritas que me estaba poniendo ojitos me he sentado un rato a holgazanear con el ordenador, y he topado con esta entrada de Laneziman que ha hecho sacudirme un poco la pereza, calzarme las deportivas y echarme a la calle a correr.

Mi plan era tomármelo con calma, hacer cuatro o cinco carreras cortas de unos 5 minutos alternadas con un par de minutos andando, pero conforme empezaba me he picado y he cambiado de planes sobre la marcha. La razón del pique es que estoy cabreada conmigo misma por lo inconstante que soy; tengo una forma física pésima, me cuesta un horror ganar un poco de fondo y sin embargo lo pierdo rapidísimo así que no puedo dejar pasar tantos días sin mover el pandero… ¡grrr!

Lo que he hecho es lo que ninguna persona en su sano juicio haría: correr hasta no poder más. Literalmente. Cuando he parado (a los 16 minutos) estaba mareada, ahogada y casi con ganas de vomitar… estaba buscando un sitio al lado de la carretera en el que tumbarme tranquilamente a morir cuando ha pasado por mi lado un alumno con su bicicleta preguntándome si estaba bien… Así que haciendo alarde de una inteligencia superior he vuelto a echar a correr, por pura vergüenza, ¡jaja! Si correr por enfado con una misma no es divertido, imaginad correr por vergüenza… en fin, a mi edad y con esas tonterías.

El caso es que me he girado para ver si mi alumno me seguía (no íbamos por el mismo camino, pero los adolescentes son capaces de cualquier cosa por reírse de un profesor) y he visto que quien sí que venía detrás mía era una señora vestida de negro y con una guadaña preciosa, así que… fuera vergüenzas y a seguir andando.

Mañana saldré otra vez, pero por otro camino y con un antifaz, jajaja.

¡Feliz semana!

¡De excursión! (1)

11 septiembre, 2014

Para este verano nos propusimos hacer un viaje más corto en vacaciones y aprovechar los fines de semana para hacer pequeñas excursiones  o escapaditas por los alrededores. La última la hicimos el sábado, a Mariefred, una miniciudad a unos 65 km de Estocolmo.

Poco a poco vamos construyendo una lista mental de “cosas que hacer con los visitantes” (cuando vengan visitantes) que no sean ir al Ayuntamiento y pasear por Gamla Stan. Esta excursión está bien arriba en el ránking :)

El viaje ya merece la pena. Se puede ir por tierra, pero existiendo la posibilidad de ir en el S/S Mariefred (alias Maja), un barco de vapor de más de 100 años que en cosa de 3 horas y media recorre el trozo de Mälaren entre el Ayuntamiento de Estocolmo y el Palacio de Gripsholm en Mariefred.

 

Y el pueblito (que en realidad es ciudad a pesar de ser minúsculo) es encantador. El día nos cundió, para qué negarlo:

Paseamos por las calles, vimos el tren de vapor, visitamos la iglesia, nos comimos los mejores helados de los últimos tiempos en Två goda ting, vimos la casa de los patos en Ankholmen (la isla de los patos)…

Cuando fuimos al castillo ya estaba cerrado, pero pudimos disfrutar de los jardines y de los patios interiores, además nos sentamos a contemplar el paisaje en el banquito que hay en Kärleksholmen (la isla del amor)… muy requetebonito todo.

Y para rematar el día nos encontramos de bruces con un concurso de agility… ¡para conejos! :-D

wpid-img_20140906_154120419.jpg

(Es difícil pillar a un conejo saltando con el retraso que tiene la cámara del móvil, pero mira, algo es algo).

¡Muy, pero que muy feliz jueves con aroma ya a casi viernes!

Suspendido en el tiempo

7 septiembre, 2014

Así está ahora mismo todo lo relacionado con mi ocio… Ya comenté que tenemos una obra en casa y eso nos está haciendo la vida a ratos bastante incómoda.

La cosa es que yo debo de ser descendiente de conquistadores, porque tengo una tendencia impresionante a expandirme y a ocupar todo el espacio que puedo con mis cosas. Lo hago constante e inconscientemente y, aunque normalmente no representa mayor problema (soy obediente y recojo si se me da un toque de atención o cuando veo que en mis dominios ya no se pone el sol), ahora mismo mi expansión personal colisiona con los artilugios de cocina que están temporalmente refugiados en el salón y eso SÍ es un problema.

Es un problema porque al parecer no me gusta nada, pero nada de nada, tener que refrenarme, grrr.

Por suerte acabará la obra en pocos días (¡dedos cruzados!) y después de una limpieza a fondo recuperaré la posibilidad de expandirme, sacaré mis lanas y empezaré más proyectos, la máquina de coser recuperará su sitio  y, en definitiva, podré hacer todas esas cosas que tengo en mente: coser, tejer, hacer deporte, leer… ¡hasta estudiar! es que no hay nada que alimente la creatividad como la imposibilidad de hacer cosas, ¿verdad?

wpid-img_20140906_122921450.jpg

Mientras, me conformo con mi rebequita del pentakal, que avanza bastante más despacio de lo que me gustaría porque me paso más tiempo pensando en lo que quiero hacer y no puedo, que haciendo lo que sí puedo hacer. Una niña chica, eso es lo que soy.

¡Feliz semana nueva!

Un paso más cerca

4 septiembre, 2014

wpid-img_20140904_171242415.jpg

 

Un paso más cerca de dar salida a esta tela que lleva ya casi media vida conmigo (no exagero, lleva media vida sueca conmigo :P). El tiempo y las ganas los tengo también, ahora sólo necesito el espacio (tenemos unas obrillas en casa) ¡y a cortar, coser y estrenar!

DSCN7655

3, 2, 1… ¡pentakal!

2 septiembre, 2014

Septiembre ya ha llegado y con él los exámenes de recuperación, los anuncios de la vuelta al cole, las colecciones de Planeta de agostini, la ilusión por la próxima llegada del otoño… ¡y el pentakal de Valencia knits! El pentakal consiste, como su propio nombre indica, en un KAL quíntuple (de rebecas o chaquetas en este caso), con el intríngulis añadido de que sólo va a durar 5 meses. Además, para echarle más chispa hay sorteo de regalitos :D

Técnicamente empezó ayer, pero mi pistoletazo de salida ha sonado esta tarde hace un ratito.

Mi primer proyecto va a ser Miriam Cardi, una rebequita bien sencilla, algo en lo que no tenga que pensar mientras descanso un ratito en el sofá.

Y aquí están los puntos de mi muestra :)

 

La lana que voy a usar es la que me sobró de este jersey. Creo que me va a quedar una rebequita muy ponible.

Por cierto, no aspiro ni de lejos a tejer 5 rebecas, me conformaría con tejer 3 y si consigo 2 me daré con un canto en los dientes.

Puesta al día

30 agosto, 2014

Estos días no soy muy productiva, el trabajo en sí no cansa en exceso y tengo un buen horario, pero lo de pasarme tantas horas al día escuchando sueco, produciendo (o perpetrando) sueco e intentando enseñar un idioma mientras aprendo otro… agota. Llego a casa con el cerebro hecho puré y, aunque ya me voy acostumbrando, la verdad es que me cuesta hacer algo que no sea sentarme en el sofá y no hacer nada más complejo que respirar o pestañear.

Como decía, poco a poco voy recuperando el ritmo y, mientras aguardo la llegada del pentakal, voy avazando un poquito en mis calcetines básicos. Esta tarde he acabado el primero:

wpid-img_20140830_175927204.jpg

Lo que más me cuesta es leer, sobre todo porque en lo que sólo se explica como un arranque de masoquismo, me he comprado la Trilogía Millennium y me he propuesto no leer nada que no esté en sueco de aquí a que la termine. De momento llevo unas 30 páginas del primer tomo, espero sobrevivir ;)

wpid-img_20140830_194725026.jpg

El blog lo tengo también un poco abandonado, pensaba que no tenía nada que escribir pero me acabo de acordar de que tengo libros no comentados así, ¡qué narices! a bloguear.

Comenzaré hablando por el conocidísimo y leidísimo El tiempo entre costuras, de María Dueñas, y tras confesar que me daba pereza leérmelo porque con ese título se me antojaba ñoño y rancio (¡prejuicios!) reconozco que me ha encantado, que lo he devorado con muchísimas ganas. Lo empecé una sobremesa y di cuenta de él en dos tardes sentada en el balcón disfrutando del verano, con una jarra grande de té frío con hierbabuena y limón mientras tejía compulsivamente mi última camiseta.

el tiempo entre costuras

El libro, lo digo por si alguien aún no lo ha leído, me ha parecido una delicia: muy entretenido, nada ñoño y poco previsible. La historia de Sira, la modista, sus andazas en Tánger, la relación con su madre, las intrigas, la moda… Mirando por internet he visto que antena3 ha hecho una serie de televisión a partir de la serie, ¿alguien la ha visto? ¿es recomendable?

Otro que ha pasado por mis manos es El invierno del dibujante, una novela gráfica de Paco Roca.

elinviernodeldibujante

De esta novela me han gustado mucho las ilustraciones, la ambientación, la ropa… pero realmente no cuenta ninguna historia, es más bien una descripción de cómo funcionaban las cosas en el mundo de los dibujantes de viñetas allá por los 50. Reconozco que no el tema no me llama demasiado la atención, pero aún así me ha resultado bastante interesante ver el poco control que tenían sobre sus creaciones los autores de los tebeos que leía cuando pequeña y en las circunstancias en que trabajaban.  Además, leí gran parte de este cómic en el tren cuando fuí a (y volví de) mi entrevista de trabajo, sólo por eso ya tengo que tenerle cariño.

Y me queda otro, pero no quiero enrollarme más de la cuenta así que, al estilo de la historia interminable, esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

¡Feliz último sábado de agosto!

La suerte sonríe en verano

25 agosto, 2014

Nunca me he definido como una persona afortunada, entre otras cosas porque creo que mucho de lo que solemos llamar suerte no tiene nada que ver con el azar. Como se suele decir, al azar lo llaman suerte y al conocimiento, milagro, ¿no?

I have never described myself as a lucky person, among other things because I think most of what we call luck has nothing to do with it.

No obstante, tampoco puede decir que no tenga suerte porque, al menos en verano, la fortuna parece que me sonríe. Hace poco más de un año que participé en un sorteo a través del facebook de KnitPro, en el que tuve la suerte de ganar este increíble estuche de ganchillos (añado por cierto que desde que lo tengo los demás ganchillos que tengo están guardados en su estuche y sin perspectivas de salir), y hace poco más un mes que recibí el siguiente mensaje:

However I am not in a position to say that I am unlucky either as, at least in the summer, fortune seems to smile on me. A little over a year ago I took part in a giveaway in KnitPro’s facebook page, in which I hade the luck of winning this amazing set of hooks (I must say that ever since I have it I haven’t used my old hooks), and a while ago a got this email:

Hi Beatriz

Congratulations you have won a copy of Edward’s Menagerie in the KnitPro newsletter draw for June.
Please send me your address before the end of July so I can arrange to have your prize sent to you.
Thanks, Juliet

IMG_20140825_181632861

 

Acabo de recibir el libro y tengo que decir que es una maravilla, estoy deseando sentarme y empezar a darle al ganchillo, ¡¡¡aunque me va a costar decidir qué simpático bichejo tejo primero!!!

I have just picked up the book and it is just wonderful. I’m looking forward to sitting down and crocheting away, the only problem is going to be deciding which plush I’m going to crochet first!!!

 
IMG_20140825_181618403

 

 

De nuevo, muchas gracias, KnitPro, ¡estoy encantada con mi regalo!

Once again, thank you KnitPro, I am delighted with this beautiful present!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 353 seguidores