Japan Sleeves

La primavera por fin ha llegado, y yo estoy aprovechando para terminar de tejer todos los jerséis que no he terminado durante el invierno… Menos mal que la primavera aquí no tiene nada que ver, en cuanto a temperaturas, con la primavera en los alrededores del Monte del Destino, y todavía me quedan bastante días en los que los podré usar.

DSCF3178

El último en terminar ha sido un diseño de Joji Locatelli… ¡esta mujer es impresionante!No es sólo que sus diseños sean bonitos, es que los patrones son muy buenos además.

Tejer el Japan Sleeves, que se comienza haciendo las tiras de encaje y luego levantando puntos y tejiendo las rayas en un complicado sistema de vueltas cortas que además implica cortar la hebra varias veces, es como dar un salto de fé: una sigue adelante, porque confía en la diseñadora, pero sufriendo un poquito cada vez que hay que usar las tijeras, la verdad.

 

Aunque estoy infinítamente feliz con el resultado, no ha sido el proyecto más divertido que he tejido, por varias razones: hasta que terminé las mangas enteras y las bloqueé (y hay bastante trabajo ahí) no sabía si me iban a quedar bien de largo, las interminables vueltas de las mangas con dos ovillos pululando a mi alrededor me resultaron incómodas y, lo peor de todo, estaba bastante segura de que me iba a quedar corta con la lana gris marengo.

Cuando ya era evidente que la lana gris no me iba a llegar empecé a maquinar posibles apaños, siendo el más plausible tejer un elástico extra ancho. En esas cabilaciones andaba cuando, de repente ¡plín! se me encendió la bombilla y decidí tejer lo que me faltaba con Alpaca de Drops en gris marengo que ya tenía por casa. La verdad es que no se nota ¡¡nada de nada!! La única diferencia es que la Alpaca de Drops es muchísimo más suavita que la rústica lana finlandesa (Ohut Pirkkalanka, de Pirkanmaan kotityö) que he usado para el cuerpo, nada más.

Ahora las fotos, ¿no?

Por desgracia mi cámara, cuando hay verde de fondo, no me detecta como persona (ojo, a otras personas si las detecta, pero conmigo no sé qué problema tiene la puñetera), así que he tenido que hacer alguna foto extra en mi feo balcón…😦

Por cierto, en la foto que se ve en detalle la parte de abajo del jersey está el punto en que se me acabó la lana gris y tuve que meter la de drops… ¿lo veis?

Feliz jueves primaveral, por aquí por estos lares es festivo (no tengo muy claro por qué, pero no es que me quite el sueño no saberlo) y estoy disfrutando de un zanganeo a gran escala.

¡Vamos a Rums!

El panda que soñaba con estrellas

Lo que llevamos de año se me ha pasado terriblemente rápido, tanto que asusta un poco. Si me paro a pensarlo sé que han pasado ya casi 4 meses, pero la sensación que tengo es de que febrero fue ayer. Quizás influya el hecho de que la primavera no termina de asentarse (ahora mismo, mientras escribo, veo la nieve caer suavemente), quizás sea cosa del estrés en el colegio, a saber.

El caso que el sábado por la mañana me hice un nido en el sofá para sentarme a darle los últimos toques a un jersey que tenía sentado en el banquillo y cuando fui a ravelry a actualizar la barra de progreso vi que, ejem, llevaba empezado desde ¡el 12 de noviembre! Cinco meses y medio de los cuales prácticamente 4 ha estado el jersey, lavado y bloqueado, a falta de rematar los hilos del panda y de bordarle las estrellas…

A veces sacudirme la pereza para dar los últimos retoques a algo me cuesta más que todo el proceso entero.

Bueno, al meollo del asunto. El patrón que he tejido es el Pandamonium de Stephen West. La parte tejida de este proyecto es bastante simple, un jersey tejido en dos piezas horizontales (de manga a manga), cosidas con los derechos hacia dentro y con la parte baja de la manga tejida en redondo en un color de contraste. Simple, rápido (agujas de 6 m <3) y divertido.

La parte mágica es obviamente el bordado. Aviso por si alguien se quiere comprar el patrón: no hay un esquema del panda, simplemente una silueta en tamaño ridículo (y cuando digo ridículo me refiero a esto:

wp-1461733848146

Un dibujillo de aproximadamente 7x5cm. “Para el carro -pensará más de uno- seguramente está así porque por temas de maquetación no se podía poner más grande, dale cuartelillo al pobre Stephen, que bastante tiene ya”. A semejante pensamiento sólo podría reaccionar de una forma, y con una sola palabra: “¡Ja!”. Y es que justo antes de esa miniatura, nos encontramos perlas como esta en el patrón:

west

Definitivamente si hay algo que Stephen West tiene grande, aparte de los collares, es el ego. Creo que resultaría infinítamente más fácil bordarse la cara del diseñador en el jersey… (y sí, me dolió cuando recogí el patrón de la impresora y vi esas dos páginas a todo color y las otras dos que hay más adelante, pero mea culpa por no mirar antes de imprimir).

Después de esta última imagen mis fotos desmerecen un poco, la verdad, porque yo carezco del talento posador de SW, y de su maquillaje, pero se hace lo que se puede en e jardincito de detrás de mi bloque:)

Las patas de mi oso son un poco amorfas, pero yo lo quiero igual. También tiene muchas menos estrellas que el de Stephen, pero bueno, siempre le puedo añadir más si un día me da el pronto.

La lana usada es Drops Baby Merino, tejida doble. El jersey es amoroso hasta el infinito y comodísimo de llevar, aunque sospecho que va a requerir bloqueos periódicos, ya que ese filito de abajo va a querer enrollarse.

Las dos piezas, por cierto, están cosidas a máquina y la costura queda genial. Lo comento por si alguien duda si se puede coser a máquina este tipo de prendas (de todos modos, haced una muestra y probad, ¡por si acaso!).

Por último, en estos últimos meses no sólo ha sido mi oso el que ha visto colores en el cielo. A primeros de marzo, servidora con una buena gripe y bastante fiebre, nos fuimos a Abisko a intentar ver las auroras boreales. Fue una apuesta arriesgada, normalmente te recomiendan pasar unas 3 noches para tener más posibilidades de verlas, pero por motivos laborales sólo podíamos quedarnos la noche del sábado, así que nos la jugamos… ¡y ganamos!

Las fotos son todo lo que se puede pedir de una persona enferma y tiritosa que además de tomar fotografías quiere, sobre todo, ser abrazada y disfrutar de la vista😉

Es jueves, vamos a RUMS!

 

 

LBD

El LBD, o Little Black Dress, es un básico de fondo de armario. Su origen se remonta a los años 20, concretamente a una publicación en Vogue de un vestido negro de Coco Chanel. El concepto se refiere a un vestido versátil, duradero y al alcance (económicamente) de toda mujer.

img-voguefirsts2_165303890612

Fuente: Vogue

Yo tuve uno una vez. Bueno, lo sigo teniendo, pero ya no lo uso. Es un vestido de lino negro, por debajo de la rodilla y tirantes finitos, un vestido que lo mismo me puse con unos complementos bonitos y unos tacones para ir a la boda de una amiga, que con zapatillas para sentarme en el parque a beber litronas zumo.

¡Y ahora lo vuelvo a tener! Uno nuevecito y cosido por servidora:)

He vuelto a usar el patrón del Lady Skater Dress, que ya usé en mi (modestia aparte) fabuloso vestido de la navidad pasada, pero modificándole el cuello para conseguir un escote tipo barco. De momento sólo lo he usado en modo turista, con zapatillas de deporte y cazadora vaquera para ir a pasear… Me gusta como queda y creo que también quedará estupendo con tacones (en cuanto me compre unos) y una gargantilla mona en el cuello. Además al ser de tela de camiseta, es cómodo hasta el infinito.

Y tras muchas semanas de ausencia… ¡Rums!

Viernes de swapetines (9a)

En esta penúltima entrada swapetinera voy a contaros lo que Thyssly, de tijeras y sartenes, ha preparado para mí.

Es que no sé ni por donde empezar, ¡de verdad!

Lo primero es una bonita bolsa para guardar un proyecto, cosida por ella misma en una tela preciosa… ¿rosa y gris? ¡Sí, por favor!

DSCF2973

Y al abrir la bolsa empieza la magia… Durante todo el intercambio Thyssly me ha cuidado con sus mensajes cada semana, y ha estado pendiente de todos mis mensajes… Hasta me ha contado que estuvo a punto de tirar del hilo cuando dije que suelo usar calcetines tobilleros… MENOS MAL QUE NO LO HICISTE, porque mis calcetines son una maravilla!

¡Tachán!

DSCF2975

Empiezo con mi madeja… 100 g, 420 m de una maravilla color agua Schoppel Cat Print de Admiral… Nunca he tejido con lanas de Admiral y estoy deseándolo!

Cuando la use (por cierto, Thyssly, me apunto a ese patrón!) me acordaré no sólo de mi sorprendida y de lo divertido que ha sido mi primer Swapetines, sino de las fabulosas aguas que he visto estos días en Croacia, tanto en las playas de Marjan hill, cerca de Split, como en las cascadas del Parque Nacional de Krka.

Thyssly ha estado pendiente de mis mensajes y ha tomado buena nota de que, en cierto modo, colecciono filtros de té, de que me pirran las infusiones y de que las de Pukka herbs me tienen últimamente el seso sorbido, así que mi regalazo incluye una caje de dichas infusiones… ¡tres canelas! Imposible describir el sabor que tiene y el aroma que desprenden… ¡gloria! También ha llegado un filtro bañista… me encanta ese filtro, esta tarde mismo lo estrenaré mientras tejo un ratito. Y por último me han llegado unos caracoles que, si no me cuenta en la postal que me ha escrito para qué sirven, jamás lo habría adivinado!

Y para terminar, la joya de la corona, ¡mis calcetines! Me encanta el color, el patrón y me encanta cómo me quedan… ¡son comodísimos! También me ha mandado la lana sobrante, que pasará a formar parte de un proyecto futuro con restos de lanas de calcetines, así que ahí también estará el recuerdo de este intercambio😉

Me he sacado una foto con una bota puesta para que Thyssly se quede tranquila viendo que me van perfectos, con o sin botas.

Un millón de gracias, ¡has sido una sorprendedora fabulosa!

DSCF2995

Viernes de swapetines (8)

Después del pico de estrés de la semana pasada, por fin puedo decir que mis calcetines están enviados. Me temo que tardarán un poco en abandonar Suecia  (¿a qué país irán?) porque tanto hoy como el lunes son festivos y mañana sábado no sé si habrá movimiento…
Esta semana ha sido swapetinamente divertida, ya que ha sido la semana de salir a pasear y a buscar algo bonito y/o sabroso para mi sorpren 😊

Los pies me llevaron a esta tienda de caramelos artesanales, mmm

image

Foto de estrangis del obrador, aunque en ese momento no estaban haciendo caramelos, sino entrevistando a una posible dependienta.

image

Para más pistas, os remito a la entrada de la tercera semana.

¡Feliz fin de semana! 

Viernes de swapetines (7)

Y una vez más es un viernes dominguero… Parece ser que actualizar el blog los viernes, después de la agotadora semana de trabajo, es demasiado para mí. No tengo inspiración para fotografiar ni para escribir y a veces directamente se me olvida tomar una fotografía antes de que esté demasiado oscuro😦

Pero bueno, por fin está aquí la actualización de la semana, esta vez con fotografía a todo color y enseñando bastante del diseño… ¿está ya claro qué patrón es?

20160320_104954

Lo que llevamos de año está siendo un poco atípico para mí, en el sentido en que, además de estar extraordinariamente cansada, no hago más que pillar gripes y catarros como si no hubiera un mañana… Supongo que todo está relacionado y que andaré baja de defensas y que necesito hacer más deporte y tal, pero, ¿quién puede hacer deporte sin parar de toser?

En fin, la cuestión es que he hecho lo posible por no perderme días de trabajo, pero aguantar el ritmo al llegar a casa ha sido imposible. Han sido muchas tardes aburridas, dormitando en el sofá, sin fuerzas ni para pensar en tejer, ¡¡y al final ha estado a punto de pillarme el toro!!

Pero no te preocupes, sorprendida mía, que entre el viernes y ayer me he puesto el turbo y tu segundo calcetín está casi terminado, mi callo del dedo da fe de que hemos trabajado a piñón. Hoy lo terminaré, mañana lo bloquearé y el miércoles (jueves a más tardar) lo dejaré en correos al salir de trabajar.

¡Feliz domingo!

Viernes de swapetines (6)

Y van 6 semanas de swapetines ¡qué rápido se pasan!

Esta semana no he avanzado tanto como me hubiese gustado, la verdad… la vuelta al cole ha sido más dura de lo que me esperaba y además estoy medio griposa, con fiebre y bien dolorida… (no te preocupes, que lavaré los calcetines, no te pienso mandar un arma biológica!).

Esta semana voy a dar una pistilla del patrón que estoy tejiendo, pero el color me lo guardo para mí (porque no, el color que veíais en la foto de hace dos semanas no es el color de los calcetines que estoy tejiendo).

DSCF2097 (2)

Mientras yo sigo combatiendo mi griposidad a base de infusiones con limón, jengibre y miel, aprovecho para desear un buen fin de semana swapetinero con una canción muy buenrollista: