Sábado de swapetines 3

Ayer me levanté a las 4 y media de la mañana, cogí y maleta y me fui de casa. Tres horas más tarde estaba despegando, y en cuanto pude, saqué mi ovillo y monté mis calcetines…

Ahora están un poco más avanzados, claro, pero esa foto me la guardo para dentro de un poquito. 

Durante el vuelo pusieron capítulos sueltos de varias series, y algunos cortos. Éste me hizo gracia lo quería compartir:

Feliz viernes!!

Sábado de swapetines 2

Hola! 

Segundo sábado de swapetines sin mucho que contar. Me he estado comunicando con la persona que va a recibir mis calcetines y con la que me los va a tejer a mí… he estado barajando posibilidades y casi con toda probabilidad el lunes o el martes voy a comprar lana, así que la entrada del próximo sábado será más jugosa!

Mientras, para no dejar la entrada sin foto, el amanecer desde mi piso, el jueves pasado.

Reinas magas  (2)

Esta entrada debería haber aparecido hace un mes o así, pero centrémonos en que nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no?

No es por buscar excusas, es que con estas oscuridades que tenemos, no es fácil hacer una foto que le haga justicia al color de esta madeja…

Resulta que el verano pasado participé en el Kal de verano de Greta and the Fibers (más concretamente fui uno de los rebeldes que participaron en el kalternativo). Fue una experiencia fabulosa volver a tejer en un grupo grande, y además me encantó probar las lanas de Marga. 

Y por si todo eso fuese poco, ¡además me tocó uno de los premios! Para ahorrar en gastos de envío y tal le pedí a Marga que lo mandase a Córdoba para recogerlo en Navidad, así que mi regalo del Kal de verano se convirtió en este fabuloso regalo de navidad:


¡Feliz y soleado martes!

Sábado de Swapetines 1

¡Hola!

¡Pues ya están aquí! ¡Llegó la hora de los Swapetines!

20170204_083334.jpg

Hoy tengo poquito que comentar en realidad, sólo que ya sé para quién voy a tejer unos calcetines… ¡y poco más! He empezado a investigar colores y estilos… lo mismo luego o el lunes saco algunos libros de la biblioteca… ¡hay mucho por hacer!

En esta edición de los swapetines -mi segunda, la décima en total- he decidido hacer mis actualizaciones en sábado. Hasta que cambiemos al horario de verano a finales de marzo no habrá luz suficiente para hacer fotos al salir del trabajo los viernes, y los sábados por la mañana suelo tener un ratito para mí hasta que se despierta mi casa…

En la foto, por cierto, aparte de mi café, están los fantásticos Bovary que me tejió Teresa para los Swapetines del año pasado ❤ ❤ ❤

¡¡Feliz fin de semana!!

Bam! Pow!

La cosa empieza hace unos meses, cuando recibí un mensaje de mi cuñada contando que para el 40 cumpleaños de mi hermano quería montar un vídeo con anécdotas, felicitaciones, recuerdos, y el cumpleaños feliz, claro.

Mi primer pensamiento fue del tipo “qué carajo, cómo va mi hermano a cumplir 40 si yo solo tengo… ¡mierda!”. En fin, que me costó asumirlo pero lo asumí.

La cuestión es que 40 me parecía algo demasiado gordo como para limitarme a una canción, así que pensé en hacerle algo. Y me pareció que los mitones iban a funcionar porque son rápidos de tejer, son suficientes para el invierno cordobés la mayoría de los días y, cómo no, son un poco frikis  (sin ser cantosos).

El problema es la talla, claro. Hice mis cálculos pero obviamente los hice mal porque el primer mitón que salió me queda, literalmente, como un guante. Así que no me quedó más remedio que tejer un segundo par y quedarme el primero para mí.

Los míos los uso casi a diario, y me consta que mi hermano está haciendo buen uso de los suyos también, así que doble triunfo!


Están tejidos en Baby Merino Extrafine de Drops y el patrón, de pago en ravelry, se llama Fightin’ words.

Aprovechemos que es jueves para ir, así como quien no quiere la cosa, a Rums.

Querido 2017

Quizás sea ya un poco tarde para hacer una lista de propósitos de año nuevo, pero hasta ahora no he estado lista para sentarme y reflexionar.

Ya hice un pequeño resumen de lo que fue 2016, muy positiva, llena de éxitos (o pequeños triunfos) y con un solo fracaso (que seguramente, si lo pienso, habrá más, pero lo negativo se me olvida fácil), y ahora me apetece pensar en qué me gustaría hacer en 2017.

  1. Leer más: la lectura fue mi fracaso del año pasado, y este año estoy a saco para conseguir superar la canija (para mí) cifra de 18 libros. Y, sobre todo, quiero leerme este libro, que llevo con la trilogía desde hace 4 años!!20170116_142636.jpg
  2. Tejer lo mismo o más pero, sobre todo, tejer más desde mi stash y comprar un poquito menos (pero poquito, que tampoco soy un monje).wp-1484573583280.jpg
  3. Volver a participar en Swapetines, y que vaya todo, como mínimo, tan bien como el año pasado.
  4. Viajar: sé que no viajaré tanto como el año pasado, pero quiero intentar moverme un poco más por Suecia y alrededores.
  5. Coser: desde que nos mudamos en noviembre no he tocado la máquina de coser, y eso que tengo telas, patrones e ideas como para no parar de coser en dos meses! El gran proyecto costurero del año es una chaqueta en paño de lana que quiero empezar en plan ya.
  6. Seguir haciendo deporte.
  7. Socializar: hay un par de grupos de punto que se reunen por aquí, a lo mejor estaría bien dejarme caer por alguno.
  8. Aprender algo: para esto tengo dos condiciones, la primera es que no tiene que estar relacionado con el sueco ni con el trabajo, y la segunda es que tiene que ser presencial y en grupo. Por eso estoy pensando en matricularme en algún curso de algún idioma para principiantes. La oferta es grande, pero de momento estoy mirando cursos de japonés, italiano y portugués.
  9. Cuidar un poquito más el blog: escribir más a menudo y responder a los comentarios.
  10. Seguir sin fumar: no he fumado en la vida, así que no creo que sea difícil seguir sin hacerlo, pero parece que quedaba bien tener una lista con 10 cosas.

¡A tope con 2o17!

Mi nuevo hogar

Antes de ir a pasar dos cálidas semanas en Córdoba estaba pasándolo regular en el trabajo y la razón no era (al menos no exclusivamente) el estrés propio del fin de curso, sino que en el colegio, a veces, me congelo!! Estaba empezando a plantearme llevarme una manta o algo así cuando vi…. ¡el chal-manta!

Se trata del patrón Decemberist de Marilynd. Un chal triangular pero muy alargado que se teje con lana superbulky y agujas de 8 mm. Aproveché que iba a comprar la lana para el regalo de Navidad de mi abuela, y me compré cinco ovillos de Sandnes Fritidsgarn, que aunque es sólo bulky, supuse que me daría el apaño.

Estaba a dos vueltas de acabarlo cuando me di cuenta de que era minúsculo…


Mi consejo de sabios tejedores concluyó que lo mejor era deshacer y empezar de nuevo, así que es lo que hice. Subí a agujas de 10 mm y la parte lisa la hice más grande, hasta 149 puntos. 

En ravelry leí que a la diseñadora le había llevado unas 10 horas tejer el chal y, para darle un poco de vidilla al rollo de haber tenido que deshacer todo (y porque soy un poco friki, para qué negarlo) decidí cronometrarme:


No está mal, ¿no?

Y el resultado tengo que decir que me encanta… en estos días tan fríos que estamos teniendo me está viniendo de lujo, ¡básicamente vivo dentro de este chal! ❄❄


Esta entrada la estoy escribiendo en el tren de camino al curro, usando la aplicación de WordPress por primera vez, así que pido perdón si hay algo raro 😉

Y como es jueves, ¡Rums!