¡Abajo la ociosidad!, Negro sobre blanco, Personal

Posibilidades

Hace poco comenté que como he sido buena, buena, buena para mi cumpleaños ha caído en mis manos un Kindle. Llamadme cultureta o lo que sea, pero mi primer pensamiento al tenerlo en mis manos fue para El Quijote, libro que devoré, no por gusto sino por obligación, cuando estaba en 3º de BUP y que por tanto no había disfrutado. A principio de curso nos indicaron que “había que” leerse el libro pero, claro, “había que” hacer tantas cosas… trabajos, estudiar cada día, no copiar en los exámenes, llegar a tiempo a clase cada mañana… que costaba distinguir entre las cosas que “había que” hacer y las que realmente había que hacer. ¡Imaginad mi sorpresa cuando la profesora anuncia un lunes un examen del Quijote para la semana siguiente! Bueno, imaginad mi sorpresa y la de toda la clase, claro, sobre todo cuando la señora aclaró que no, no era broma y sí, sí que contaba para la nota. Así que me pasé una semana que para mí se queda, leyendo el librito de marras como si me fuese la vida en ello: me acostaba tarde leyendo y cada mañana ponía el despertador un par de horas más temprano de lo habitual (y lo acabé, y aprobé el examen). Cualquiera pensaría que eso me habría quitado las ganas de leer el libro para siempre, pero no fue así, hace un par de años me picó el gusanillo de volverlo a leer, pero la pura incomodidad de leer un tomo tan gordo me quitaba las ganas. Hasta ahora: ahora tengo mi kindle y puedo leerlo sin que pese y además gratis.

Lo malo es que no es el mejor libro para leer mientras tejo, por eso de la gramática enrevesada y los párrafos largos (por la gloria de Rambo, cómo han cambiado las cosas en ese sentido, si Cervantes levantase la cabeza!), así que me fui a por la segunda gran posibilidad, después de leer los clásicos por la patilla, de un Kindle: leer libros chollazo de autores nuevos o poco conocidos. Así, por un euro, me he leído en un par de tardes Pretérito Imperfecto, de Mercedes Pinto Maldonado, tomando como única referencia para hacerlo el hecho de que estuviese el número 6, si no recuerdo mal, en la lista de los más vendidos de amazon en español.

El libro me ha gustado, y me ha amenizado mucho las dos tardes que le he dedicado: está muy bien escrito (aunque había una falta-de-ortografía-barra-error-tipográfico-como-lo-queráis-llamar que me ha dolido mucho encontrar en un libro), y la historia es agradable de leer y está muy bien hilada. Hay un par de detalles de la trama que me han parecido un poco “evidentes”, pero quitando eso, lo recomiendo.

Por cierto, si alguien pensó que habría escarmentado con lo del Quijote en el instituto, que sepa que en el trimestre siguiente me pasó exactamente lo mismo con La Regenta (y es que soy una optimista convencida…).

¡Saludos!

Anuncios

8 thoughts on “Posibilidades”

  1. Yo también tuve que leerme el Quijote… Pero no tenía tiempo de hacerlo. En mi casa había un par de cintas en VHS de una serie que habían hecho del libro… Las vi en un par de ratos y funcionó… Pq aprobé!!!!
    Pero me ha entrado curiosidad… Igual me lo leo!!!!

  2. Yo leí el Quijote cuando era muy pequeña… jeje, sí, haciendo un poco de trampa: mi tío tenía una colección, seis libros, del Quijote en comic y lo leí un montón de veces. Tantas que cuando me examine en bup de este libro la profesora de la clase alucinó porque fui la única que me lo había “leído”, jajaja.

    Con La Regenta me pasó al revés: fui la única que lo leí de verdad y les hice un resumen a mis compañeros. Aprobamos todos.

    Qué ingenua era esta mujer!!!! jajajajaja.

    Ya he publicado en mi blog mi chaqueta/chaleco/rebeca… no sé cómo llamarla… jeje. Ya puedes verla: http://hiedra-elrincondeloshilos.blogspot.com.es/.

    1. Ah, los cómics! a mí me pasó algo parecido con historia: había en mi casa unos cómics de la historia de las diferentes provincias de Andalucía… ¡qué bien me vinieron!

  3. Hola, soy Mercedes Pinto, solo quería darte las gracias por leer mi libro y haberlo comentado en tu página. Me he enterado de esta noticia por una alerta de Google, y tengo que decirte que ha sido una grata sorpresa. Siento mucho las erratas que hayas podido encontrarte, espero que no hayan sido muchas y, si las recuerdas, me encantaría que me las comentaras.
    De cualquier manera, agradezco mucho que personas como tú nos den una oportunidad a los escritores menos conocidos y que tengan la valentía de recomendarnos.
    Ha sido todo un placer encontrarte.
    Un abrazo.

    1. Hola, Mercedes! Gracias por pasar a comentar y perdona por el retraso en contestar 🙂
      La errata que recuerdo está en la parte en que se narra la visita al psiquiátrico: ahí dices que la cama de la chica de las uvas está llena de eses, que supongo que deben ser heces.
      En breve tengo pendientes 4 horas de avión, ya tengo en mente a Josué el errante 🙂

      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s