¡Abajo la ociosidad!, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

Adios, 2017. Bienvenido, 2018

2017 ha sido un buen año, de esos en los que sientes que estás donde tienes que estar y como tienes que estar, no sé si me explico. Como suelo hacer cada año quiero aprovechar para hacer un poco de balance, así cuando mire atrás poder ver lo que conseguí en 2017 🙂

Mi primer logro del año ha sido ponerme (más o menos) en forma: yo siempre he sido un bicho de gimnasio. Cuando vivía en Córdoba no había gimnasio por el que no hubiese pasado, a mi marido de hecho lo conocí en uno. Sin embargo nunca me había sentido en forma… yo era de las que se ahogaba yendo a por el autobús, de las que eran incapaces de abrir un bote de tomate, etc. ¡Lo que viene siendo una tirillas! Y este año he dado con unas clases y, sobre todo, con un monitor, que motiva mucho a dar lo mejor de uno mismo. (Acabo de encontrar que hay un video de mi clase favorita en Youtube, os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo (yo no salgo!)).

Encontrar un ejercicio que realmente me motiva ha sido muy importante para mí este año: estoy más relajada, duermo mejor, mi espalda está infinitamente mejor, me siento más guapa y mucho más segura de mí misma, y a veces, cuando me estoy cepillando los dientes, me veo un bíceps en el brazo 😂😂

Mi segundo logro del año es laboral: este es mi cuarto curso en el colegio y cada vez me siento más profesora y menos una-que-pasaba-por-ahí. Hablo más con los alumnos, dentro y fuera del aula, he perdido el “miedo” a contactar con los padres (inseguridad por el idioma), aprendo mucho cada día y disfruto de lo que aprendo y, aunque a veces me queje y patalee, en general me lo paso bien.

20171220_153333.jpg

Otro logro de este año ha sido sentarme delante de una cámara y ponerme a hablar de mis tejidos. Si me lo hubiesen dicho hace un año me habría caído de culo de la risa, y ahora ahí estoy, cascando como si no hubiese un mañana y echándolo de menos cuando no puedo hacerlo.

vlcsnap-2017-11-21-21h16m41s307.png

He tejido mucho y, para qué negarlo, muy bonito.

He participado en los swapetines.

He cosido y he usado lo que me he cosido.

He leído mucho más que el año anterior: ¡llevo 22 libros!

Ha nacido mi cuarta sobrina… ¡la primera niña!

Me he subido en un escenario y, sin una gota de alcohol en mi cuerpo, he cantado perpetrado una canción (y sí, hay fotos pero no, no las pienso enseñar :P).

El único punto menos positivo de este año es que he viajado menos de lo que me gustaría (aunque he estado en la playa y eso hace que el viaje valga por 2), pero no se puede controlar todo y las circunstancias han sido las que han sido. El año que viene seguro que me harto de aviones!!

Nos seguimos leyendo en 2018, ¿no?

¡Un besazo!

 

Anuncios

4 comentarios en “Adios, 2017. Bienvenido, 2018”

  1. Muy bueno tu año,q bueno que tienes muchos logros. No sabía q tenias canal d youtube,ese es mi sueño pero talvez para 2018,Ahora no tengo los medios necesarios ni él tiempo,pero es mi meta. Feliz año nuevo! Y a perseguir nuevos retos. Suerte💋👍

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s